Buscar
  • Admin

La soledad de estar más informado

He dado con algunas personas que me hablan de su soledad, causada por conocer nueva información que les aleja del resto de la sociedad, menos informada.


Quisiera decir algo al respecto. Estamos ante un fenómeno normal, aunque lamentable.


Aquellos que pensamos diferente, pues reflexionamos sobre datos que la mayoría desconoce, debemos enfrentarnos a la incomprensión. Es importante aceptarlo. También es importante protegerse.


Para ambos casos, recomendaría establecer modos de comunicación diferentes, según la persona que tengamos enfrente. Por muy bienintencionados que nos mostremos en una discusión sobre un tema en el que nuestro interlocutor está visiblemente equivocado, y por mucho que le superemos en conocimiento, resultará poco práctico intentar convencerlo de nuestra verdad y, al mismo tiempo, de nuestro buen corazón.


Requiere paciencia por nuestra parte entender su punto de vista, pero es necesario comprender que la energía que depositemos en conversaciones impracticables puede volverse en contra nuestra, es decir, que acabaremos cansados, deprimidos o desencantados del género humano y de nosotros mismos, si no damos marcha atrás o, mejor, si no sondeamos previamente a cualquier amigo, familiar o nuevo conocido antes de intentar iluminarlo a una nueva realidad. La realidad está hecha, en buena medida, de creencias, y duele mucho cambiarlas o que te las quieran cambiar.


Así que os sugiero escoger bien las personas con las que deseáis conversar sobre esos temas que os queman el alma, por decirlo de alguna manera. Las demás personas llegarán a saber, un día u otro, y también son útiles, si necesitamos charlar de otros temas; también nos suministran calor humano, como nosotros a ellas.


Aristóteles dijo: "El sabio no dice todo lo que piensa, pero piensa todo lo que dice". Creo que es un sabio consejo y muy pertinente para esta cuestión.

141 vistas

© 2018 Conectando Conciencias